El ángel de la muerte coreano — Korean Grim Reaper — Jeoseung Saja

Publicado por Narrador en

ángel de la muerte coreano jeoseung saja

Corea es famosa por tener cientos de historias y supersticiones tradicionales, especialmente con temática paranormal. Las películas de fantasmas coreanas son famosas y demasiadas para contarlas. El drama (o kdrama) a menudo incluye espíritus. Y con ellos llega una figura de leyenda muy importante. El ángel de la muerte coreano, La Parca. Casi todas las religiones y países tienen su propia forma de la Parca, todos variando en apariencia y perspectiva según tradiciones y culturas. Algunos tienen puntos de vista positivos y otros no tanto.

¿Qué es el Jeoseung Saja?

En Corea, el Grim Reaper o ángel de la muerte, se conoce como Jeoseung Saja 저승 사자, que tiene muchos significados como León, Hearldo o Mensajero, pero simplemente significa Reaper, segador (La Parca). La diferencia con este Grim Reaper está en la apariencia y su papel. Muchas culturas ven a la Parca como un ser malvado o incluso como segadores de almas, siendo quienes matan a las personas. Los segadores coreanos son conocidos como algo llamado Psychopomp, que son criaturas, deidades o seres cuyo trabajo es guiar a las almas recién fallecidas a la otra vida. Su papel no es juzgar, matar o arrebatar un alma, sino simplemente guiarlos.

Se cree que el ángel de la muerte coreano trabaja bajo las órdenes de Yunma, el Rey del Infierno. A menudo se les aparece a las personas antes de la hora de su muerte. A menudo son vistos cerca de los lugares donde se han producido muchas muertes. Hospitales, cementerios y lugares donde ocurrieron grandes accidentes y otras catástrofes.

No solo existe un ángel de la muerte como en otras culturas, pueden ser varios. Están completamente dedicados a su trabajo y no es posible razonar con ellos ni sobornarlos. Perseguirán a quien se les diga sin descanso hasta que llegue su momento. Luego guían a las almas por el camino hacia la otra vida a través de la Hwangcheon Road (la carretera de la otra vida). Se cree que soñar con ellos implica mal augurio.

Han Jung Soo en el drama Arang and the Magistrate
Han Jung Soo en el drama Arang and the Magistrate

Apariencia del ángel de la muerte coreano

Su apariencia es la de un hombre humano generalmente con la piel blanca pálida y los ojos hundidos, incluso a veces sin tener ninguno. Llevan un hanbok negro (traje tradicional coreano) y un sombrero negro de ala grande, el sombrero que usaban los hombres ricos y eruditos coreanos en la dinastía Joseon.

A menudo, blanden armas o mensajes religiosos en pedazos de madera que utilizan para acabar con las almas que intentan escapar de ellos. Escaparse de un segador es imposible, ya que no se les puede persuadir una vez que comienzan un trabajo. Se muestran severos e implacables, brutalmente honestos e interminables, razón por la cual en la mayoría de los medios coreanos modernos se muestra a los ángeles de la muerte como trabajadores de oficina diligentes.

Dependiendo de a quien deban presentarse pueden aparecer con diferentes aspectos. Atractivos, fuertes y cercanos para buenas personas o siniestros, con ojos saltones y sonrisa tenebrosa para malas personas.

ángel de la muerte coreano jeoseung saja

Teorías del origen del ángel de la muerte coreano

La historia de donde proviene el ángel de la muerte coreano es antigua. Asociados vagamente al nombre de Azrael nos remonta a épocas ancestrales donde la religión se fusionaba con las tradiciones de cada cultura. Concretamente se cree que tienen origen en el chamanismo tradicional coreano, anterior a creencias budistas, confucianas y taoístas.

La versión coreana cuenta que los misteriosos segadores de almas fueron otrora seres humanos quienes recurrieron a quitarse la vida, cometiendo así el que para su cultura es el pecado más grande. Imperdonable por su Dios.

La leyenda narra cómo luego de cometer este acto son obligados a vivir siendo ángeles de la muerte. Responsables de encargarse de guiar otras almas hacia su próximo destino. También cuentan que de esta manera aprenderán apreciar lo que perdieron por propia voluntad.

Existen algunas ramificaciones en esta historia;

La teoría de que los ángeles de la muerte son obligados a vivir con todos sus recuerdos de su vida como seres humanos. Para hacerlos sufrir por el pecado cometido. Así aprenderían la lección y la consecuencia de lo que hicieron.

Otra rama de la teoría explica que el ángel de la muerte coreano pierde todos sus recuerdos. Olvidan quienes han sido. Quedando unicamente la certeza de que cometieron suicidio pero sin saber jamás la razón que los llevo a ello. Incapaces de recordar quiénes son o como se llaman.

Una teoría paralela y complementaria al resto dice que los Grim Reaper tienen las mismas necesidades que un ser humano. Necesitan comer, ir al baño y dormir, entre otras. Se cree que la teoría es parte de su castigo, para que de esta manera sientan que están vivos y aprecien lo que una vez tuvieron y con el tiempo se arrepientan de sus actos.

Leyendas e historias sobre Jeoseung Saja

A continuación podrás leer relatos, leyendas y mitos sobre el ángel de la muerte coreano.

El mito del General Sinui

La montaña de Geumo, ubicada en el condado de Chilgok, fue el hogar del clan Pyeongsan Sin. El monte Geumo era una montaña auspiciosa y Sinui nació bajo su poder.

Sineui se convirtió en un buen chico, luego en un gran general. Sobre todo, Sinui quería engañar a la muerte.

Un día, un Jeoseung Saja llegó a la casa de Sinui. Jeoseung Saja eran dioses de la muerte, que cosecharon las almas de los muertos y las llevaron al inframundo. El Jeoseung Saja intentó entrar en la casa de Sinui, pero no pudo cruzar los naranjos que rodeaban la casa. El mismo Sinui las había plantado, sabiendo que las naranjas protegían del mal. Pero después de cuatro días, encontró un melocotonero, una planta del mal. Cruzó las paredes usando el melocotonero.

Cuando Jeoseung Saja conoció a Sinui, descubrió que se había perforado un alfiler de plata en la cabeza. Metal que también lo protegió de los dioses malvados. Sin embargo, Jeoseung Saja se escondió debajo de los suelos de la casa. Cuando Sinui fue a lavarse la cara, Jeoseung Saja saltó y lo cosechó golpeándolo con un martillo de hierro. Su voluntad era no enterrarlo durante una semana.

Sinui escapó del Inframundo, derrotando a los Gaekgwi (los Gaekgwi son fantasmas que deambulan entre el Inframundo y el mundo mortal), y regresó con su familia. Sin embargo, su familia lo había enterrado bajo tierra. Debido a que su cuerpo estaba bajo tierra, se asfixió rápidamente y murió de nuevo.

Este mito fue contado originalmente en el condado de Chilgok, Corea.

La joven que soñó con el ángel de la muerte coreano

Es el relato de una chica que tiene relación con los Grim Reaper. No quiere decir que sea real ni que lo expuesto a continuación sea un hecho que ocurriese de verdad.

Soñé que me había despertado en mi cama junto a mi novio. Me di la vuelta y me moví para tocar su brazo y descubrí que simplemente lo atravesaba. Inmediatamente entré en pánico y me senté para alcanzarlo de nuevo. Cuando pasó otra vez comencé a enloquecer y a gritarle, pero él no respondió. Era como si no pudiera escucharme en absoluto. Al levantarme de la cama no sabía qué hacer y grité cuando escuché hablar a un hombre.

Al girarme, un hombre vestido con una túnica suelta negra y un rostro inexpresivo y sin emociones me estaba mirando. Era alto y muy autoritario. Estaba demasiado asustada y confundida para siquiera decir algo además de — ¿¡Qué está pasando !? — A lo que de repente dijo — Ya no estás viva.

Ante eso, me quedé paralizada, en estado de shock, apenas capaz de procesar lo que dijo. — ¿Estoy muerta? — pregunté.

— No.

Eso fue más confuso y quería llorar, pero todo fue tan rápido que apenas pude entender lo suficiente como para estar triste. Habló de nuevo como si nada.

— Has sido seleccionado al azar para ser un nuevo Reaper. No estás vivo ni muerto. Ahora recolectarás almas.

Con esas palabras perdí la capacidad de creer nada en absoluto. Recuerdo haber llorado mucho. Simplemente me llevó a otro lugar. No sé dónde se encontraba exactamente. Sería como un hotel o algo así, vi a cientos de otras personas que tenían caras pálidas y ojos oscuros hundidos. Todos parecían de diferentes épocas. Casi ninguno de ellos me miró excepto unos pocos que me miraron por lo que creo que fue lástima, ya que estaba inconsolable.

Recuerdo haber conocido a otro hombre vestido igual, parecía mucho más aterrador y más serio. El ángel de la muerte anterior parecía más joven que él. Empezó a contarme cómo funcionaba todo.

— Recogerás almas. Debes hacer tu trabajo o serás castigado, tus seres queridos morirán si te quedas cerca de ellos.

Fue tan brutal y honesto.. Lloraba cada vez más y no escuché el resto de la explicación porque me dolía mucho por dentro.

De vuelta con mi novio, todavía dormía y yo solo lo miraba sollozando y tratando de tocar su rostro. Me quedé allí durante horas mirando mi habitación. Él se dio cuenta de que ya no era mía. Finalmente, el primer segador más joven vino y me dijo que no tenía sentido seguir allí, debería irme.

Terminamos sentados en algún lugar de un café mirando a la gente que pasaba y de repente dijo:

— Las vidas humanas son fugaces. No te apegues, pueden ser reemplazadas fácilmente de todos modos.

Eso se me quedó grabado y sentí que todo se desvanecía hasta que ya no me molestaba nada más.

De hecho, abrí los ojos y mi novio se despertó sorprendido de que yo lo abrazara de repente mientras llorara incontrolablemente. Después de casi 5 minutos de intentar que le dijera lo que estaba mal, le conté sobre mi sueño y le pregunté quiénes eran estos hombres, porque nunca los había visto ni oído hablar de ellos antes. Estaba realmente callado y conmocionado, pero luego me abrazó y se sintió conmovido de que me doliera tanto dejarlo. Me dijo que estaba bien y que no pasó nada, solo era un sueño.

Ese sueño realmente me conmovió, ya que es uno de los primeros que he tenido sobre algo tradicional coreano. A menudo tengo sueños locos, pero este fue uno de los sueños más intensos y reales que he tenido.

¿Te han gustado estos datos sobre el ángel de la muerte coreano? Si conoces alguna historia o relato relacionada con el Jeoseung Saja nos encantaría que lo compartas en los comentarios. Si es buena la añadimos a la publicación.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.